Por qué no basta con que haya más mujeres investigadoras para acabar con el sexismo en la academia

Publicado por

Nicolás Trujillo

Doctor en Filosofía por la Universidad de Leiden (Países Bajos) y Universidad Diego Portales (Chile). Investigador postdoctoral del proyecto ANID-PIA SOC180039 sobre producción de conocimiento en Chile contemporáneo.

4 comentarios en «Por qué no basta con que haya más mujeres investigadoras para acabar con el sexismo en la academia»

  1. Vaya, y ya tenemos expertos en CRT (o TCR en castellano) culpando de todos los males a una eventual e inexistente patriarquia sistémica. Segun esta teoría, ni aunque el 100% de los nuevos graduados fueran mujeres, prohibiendo a los hombres en cualquier curso STEM, se lograría la añorada igualdad. Es una teoría apta para que sociólogos y similares tengan empleo por los siglos de los siglos, amén

  2. Parte de premisas erroneas, creer que el genero es algo inculcado socialmente es desconocer la biología, las hormonas, la naturaleza mental y la lógica de mujeres y hombres. Pensar que las mujeres son más sentimentales y más cariñosas que los hombres, mientras que ellos son más violentos, es solo por una construcción social es un absurdo.
    Respeto a los estudios y trabajos, pueden ver el caso de Islandia, el pais más feminista del mundo, donde pusieron cuotas obligatorias en la carreras de ingenierías duras (mecánica, eléctrica, electrónica), el resultado fue que no se llenaron los cupos, por más incentivos que colocaron, año tras año fue el mismo fracaso.

  3. Este Frase:
    “Una posible estrategia es que la próxima política de igualdad de género integre conocimientos situados y cualitativos, que las humanidades y ciencias sociales aportan. Estos conocimientos ofrecen la oportunidad de cualificar, definir, analizar e interpretar las experiencias de las personas que habitan y performan el ecosistema actual de CTCI, lo que permitiría ir más allá de las estadísticas. Además, se trata de conocimientos particularmente sensibles a los efectos normativos de los instrumentos de financiamiento actual, así como a los modos, prácticas, costumbres e idiosincrasias basadas en sesgos. En este sentido, la evidencia cualitativa que estos conocimientos reportan permitiría diseñar y ajustar a la realidad local los planes, herramientas, instrumentos y prácticas generales que el Ministerio proyecte para el desarrollo inclusivo e integral del ecosistema local de CTCI.”

    No dice nada en concreto, es un rejunte de palabras que no llegan a ninguna idea real, ¿Cúal es la propuesta?, una buena redacción debe ser clara y concisa, no es tan difícil.

  4. “En cada forma de mirar y hablar, en cada gesto espontáneo o expresión cotidiana, se manifiestan los efectos de este sesgo”; “…el valor de la perspectiva de género consiste en orquestar una interrupción minuciosa, calculada y decisiva de aquella distinción supina y discriminadora, amparada en la violencia de siglos de sometimiento…”. Esto me recuerda al “Gran Hermano” de 1984 de George Orwell. Se aprecia la intención de regular la idiosincrasia y el lenguaje de los individuos, síntoma de una ideología autoritaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *