“Hablamos poco de la violencia entre mujeres”

Publicado por

Marcela Ramos

Marcela Ramos Arellano es periodista de la Universidad Andrés Bello, magister en Políticas Públicas (Universidad de Chile) y Doctora en Educación por la Universidad de Bristol. Profesora asociada de las Escuelas de Educación de las universidades de Bristol y Bath (UK). Es investigadora postdoctoral del College of Science and Engineering, Universidad de Glasgow (UK). Ha trabajado en los diarios La Epoca, La Nación y La Tercera, y en las revistas Paula y Caras. Es coautora de los libros La extraña muerte de un soldado en tiempos de paz y La guerra y la paz ciudadana.

9 comentarios en «“Hablamos poco de la violencia entre mujeres”»

  1. Buenisimo crudo y realista retratar esta realidad paralela. Empoderamiento de la mujer gracias también al “anónimo” trabajo de otra mujer sin posibilidad de empoderarse ni siquiera por lo profesional de su trabajo

  2. Buen artículo, aunque a veces se le escapa cierta condescendencia hacia ciertas situaciones de violencia entre patronas y empleadas

  3. El estudio es muy interesante y novedoso.. Sin embargo, hay un actor clave ausente y pasa piola, el patrón y allí está también la presencia patriarcal dominante en nuestra cultura histórica y que se manifiesta en la cotidianeidad del hogar del cual la patrona por lo general está en la primera línea.

  4. Se considera que las mujeres trabajan para mujeres en el articulo, sin embargo, las labores domesticas y de crianza no son de responsabilidad exclusiva de la mujer. S. XXI

  5. Hay un trabajo doméstico que existe y del cual no se habla ni se estudia y es el cuidado de los nietos y bisnietos por parte de las abuelas y es francamente doloroso ver ancianas sacrificándose con esta actividad, que la mayoría de las veces no es remunerada.
    Esto se inserta, en algunos casos, en un afán de realizarse personalmente y de consumismo en otros.
    Lamentablemente a las jefas se hogar no les queda otra solución.

  6. Estimo que ustedes son un aporte muy importante en el periodismo investigativa con temáticas que casi nunca se profundizan en los medios convencionales. Agradezco acceder a sus artículos, reportajes y estudios como éste. Lamentablemente soy profesora jubilada y mis ingresos no me permiten colaborar con ustedes.

  7. Buen artículo pues da cuenta de la contradicción de muchas que se consideran de avanzada. En lo personal me llamo la atención el título, debe ser porque las peores jefaturas que he tenido en mi vida laboral han sido….mujeres

  8. Super buena mirada, me gustó la asociación del vínculo materno de la empleadora con el trato jerárquico, sin duda son relaciones llenas de sutilezas y atravesadas por el poder.
    No me gusta de la bajada que se insinúe que podemos analizar desde el mismo nivel la violencia desde el poder masculino, con la violencia entre mujeres, creo que puede dar pie a quitarle peso a una pelea política importante que es disminuir la violencia contra la mujer que implica femicidios y violencias sexuales varias…creo que estudios como este son fundamentales, pero no deben ser comparados por una cuestión política, aunque ambos se refieran a la violencia

  9. Es la mirada que estaba faltando, la mirada hacia adentro, hacia lo más difícil de aceptar, corregir, superar, sanar, etc. Muy buen trabajo inicial, a seguir tirando de ese hilo. Sabemos que si estamos unidas por un objetivo somos poderosas, pero en qué sentido, para qué y hasta cuando? Ser mujer implica la experiencia de violencia machista, en mayor o menor grado todas sabemos de qué se trata. Pero esa violencia inesperada y muchas veces insoportable, que viene de otra mujer, todavía no la hemos masticado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *