Temor frente a la vacunación por COVID en Chile: cómo se justifica y cómo superarlo

Publicado por

Manuel Ortiz

Profesor asociado y director del Doctorado en Psicología, Universidad de la Frontera. Psicólogo de la Universidad de Concepción, Magíster en Psicología Social-Comunitaria de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Doctor (Ph.D) en Psicología de la Salud de la Universidad de California, Los Angeles, Estados Unidos. Es investigador adjunto de MIDAP. Dirige el Laboratorio de Estrés y Enfermedades Crónicas de esa Universidad. Investigador en psicología de la salud, en la influencia que tienen factores psicológicos, en particular las experiencias estrés y de discriminación, en el desarrollo de enfermedades crónicas, diabetes mellitus, síndrome metabólico, enfermedad cardiovascular, así como también en los mecanismos explicativos que permiten comprender esta relación y, en los factores moderadores de estas asociaciones, que contribuyen a amortiguar los efectos de estas experiencias en la vida de las personas.

18 comentarios en «Temor frente a la vacunación por COVID en Chile: cómo se justifica y cómo superarlo»

  1. Que le puede pasar a una persona de 86 años, que es asmática, colesterol alto, presion alta, tiene arritmia cardíaca, retención de líquidos. Mi madre y todos sus hijos tenemos miedo, si le llegase a pasar algo (fallecer a causa de ésta vacuna), quien responde por esta pérdida???, no han hablado del tema por televisión, para que los abuelitos con problemas de salud, de otras enfermedades, tomen confianza y si es peligroso, porqué no lo dicen???, asi los adultos mayores, se sentirán mas tranquilos y tomarán la decisión de vacunarse o no, creo que los medios de comunicación, los médicos y gobernantes de la salud, deben tranquilizar al adulto mayor, para que cuando le toque el día en que tengan que ir a vacunarse, se sientan mas tranquilos y tranquilas y con confianza, que todo estará bien.

  2. Es lamentable observar que dado el contexto mundial, de emergencia, de aceleramiento de los procesos de creación y validación de vacunas, de incertidumbre, de desconfianza con “autoridades” (en temas distintos a salud, pero que derivan hacia ella), de escasa difusión exhaustiva sobre el estatus de las vacunas hacia la población (salvo datos sueltos), hasta hoy no exista una campaña de información que promueva, no la vacunación, sino la confianza.

  3. Sería interesante tener alguna estimación sobre el % de la población objetivo de la vacuna que no quiere vacunarse y sus características para poder dar recomendaciones sobre una estrategia de marketing/propaganda dirigida hacia ellos y que dé un resultado óptimo. Esto porque me atrevería a decir que la gran masa sí se vacunará y sólo porque los medios de comunicación masiva, especialmente la televisión, lo promueve; no por estar informados realmente de los riesgos, % de eficacia, tiempo de duración de la inmunidad y del mecanismo de acción a nivel biológico de cada una de las vacunas. Dicho esto, y sólo teorizando, me atrevería a decir que la gente que tiene reticencia a vacunarse es precisamente quienes tienen mayor información o quienes menos tienen acceso a ella, es decir, polos opuestos. Es preocupante que acá den recomendaciones sobre cómo hacer una propaganda efectiva, diciendo por ejemplo, que hay que ser transparentes, pero también ocultar intencionadamente los casos en que la aplicación de la vacuna “ha salido mal”. Toda la información debiera ser transparente. La gente debería informarse de expertos, sí, pero de quienes estén a favor y en contra de ese tema y de muchos otros de interés general (que no implica ser “antivacuna”), además de no tener sesgos (trabajar para empresas específicas a beneficiarse con ciertas medidas y profesionales que no tengan miedo a perder sus trabajos o reputación por diferir de la posición del resto de los científicos). Basta de tratar a la gente como si fueran niños a los que hay que meterles en la cabeza ciertas ideas porque no pueden pensar por sí mismos o averiguar y sopesar lo que es bueno o malo (con información de fuentes de calidad y análisis). No es ético de parte de los medios dar 1 sola versión de las cosas y esperar a que eso se convierta en la versión oficial cuando hay estudios para todo. Esto porque la ciencia precisamente avanza por la discusión de los expertos. Finalmente, creo que antes de hablar sobre cómo hacer propaganda efectiva, hay que responder a la pregunta sobre si es realmente necesaria la vacuna con las características de este virus (o incluirlo de manera objetiva en la misma propaganda) y por tanto, decidir si hacer o no campaña. Hay expertos que dicen que sí es necesaria la vacunación y otros que no a nivel mundial y que han egresado de las mejores universidades. También
    es necesario repasar el componente ético de inocularse contra el virus o no y en qué difiere este dilema del que se ha dado en un virus como la influenza, que a pesar de no ser tan distinto al coronavirus (www.minsal.cl/influenza), nunca se obligó a las personas a vacunarse o usar mascarilla. Creo que el tema es profundo, y va más allá de convencer vía argumento biológico o médico, porque también hay que tocar el tema de las ganancias de las multinacionales y las empresas chilenas que distribuirán las vacunas. Eso no se puede soslayar como parte del contexto, entre varios otros factores.

  4. Muy oportuna la crónica. Por fin alguien expone con claridad que la vacunación es una conducta. Sí, por eso el problema será siempre la confianza. Muchos no quieren hacerlo porque desconfían de los CHINOS, o de los EE UU, del presidente Piñera. Se necesita ver y oír en TV a los expertos.

  5. Felicitaciones, por este artículo. Muy equilibrado y muy descriptivo, lo que hace que sea realmente informativo.
    Felicitaciones nuevamente.

  6. Felicitarlos por el artículo, al fin información con fue tes confiables y lejo de interese políticos, así se crece como país.

  7. En todos los paises va a haber gente que tenga temor y desconfiansa a las vacunas por diferentes razones, por supuesto que debe haber informacion de los expertos en salud al respecto y no de los politicos. Los cientificos son los que deben informar y responder a las respuestas de la gente. Hay demasiada desinformacion acerca del covid19 y de las vacunas en las redes sociales y deberian ser retiradas o borradas ya que no ayudan para nada. Los expertos en salud son los que deberian dar la informacion nadie mas.

  8. Gracias Natalia, único comentario capaz de distinguir el tema de fondo como uno de ética comunicacional en lugar de uno de “bandos”. Un asepecto importantísimo de la actual crisis es como promueve mecanismos sociales de recompensa y castigo, y de vigilancia civil, semejante al clima característicos de estados totalitarios. El retrato mediárico y consecuente uso de la muerte y el miedo para promover agendas corporativas debiese ser también parte de este artículo.

  9. LOS ADULTOS MAYORES QUE VAMOS AL MATADERO NECESITAMOS SABER SI PODEMOS VACUNARNOS CON TODAS NUESTRAS ENFERMEDADES CATASTROFICAS. QUISIERA MORIR DE VIEJA Y NO DE CONEJILLO DE INDIAS. MAS INFORMACION POR FAVOR.

  10. Excelente artículo, sin embargo, se echa en falta otro trabajo que aborde aspecto como el costo que paga el estado por vacuna, los contratos con las farmacéuticas que en otras latitudes han estado ene el ojo del huracán por falta de trasparencia. Después de todo se pagan con dinero público y de eso nada se sabe. Tampoco se habla de las condiciones necesarias para el traslado y almacenaje de las diferentes vacunas y cuales son las mas convenientes en vistas de la urgencia de la situación nacional y global. No puede ser que se termine escogiendo o imponiendo vacunas carísimas cuya eficacia no justifica su elección y cuya logística asociada dispara aún mas el costo y retarda el proceso de vacunación. Necesitamos disponer de toda la información para velar porque se haga una elección justa, inteligente y sensata y no en base a intereses politicoeconómicos mezquinos y bajo influencias geoestratégicas ajenas al interés nacional.

  11. Menos prensa desinformativa.
    Inmunologos e infectologos deben ser los rostros para liderar campañas de vacunacion confiables.

  12. El gobierna de Chile, cuando informó que se empezaría la vacunación con Sinovac, hizo presente que está, sólo se aplicaría a personas entre 18 y 59 años, porque no habían estudios en adultos mayores de 60 años y más.
    Sin embargo 48 hrs después afirma lo contrario, y hoy se está vacunando a toda la población mayor de 60.
    Como se pretende así tener la confianza de la gente, con esta actitud poco clara y donde algunas fuentes como doctores en inmunología confirman que la vacuna de Sinovac no ha sido probada en adultos mayores de 60 años. Alguien puede aportar un estudio serio que avale la determinación del gobierno y su cambio de información de un día para otro ?? Gracias.

  13. Soy Médico-Cirujano adulto mayor. Hoy 4 de Febrero recibimos con mi esposo de 78 años vacunación con Sinovac en Posta Rural. Hemos presentado, ambos , intensa fatiga e importante cefalea que nos impidió hacer la vida que acostumbrábamos. Esperamos que estos síntomas desaparezcan mañana. Somos residentes de Comuna a 40 Km de Santiago- Providencia. Ignoro dónde informar este efecto adverso .

  14. Excelente comentario Natalia, completamente de acuerdo si se va a dar una información fidedigna se debe ver las dos caras de la moneda y no solo una, además se debe ser claro y no tapar información como lo que se pretende en este artículo en caso de efectos secundarios

  15. Me gustó mucho el artículo, pero según mi opinión han comentarios que no sirven de mucho, porque esto de vacunarse o no vacunarse depende sólo de la persona. Yo antes de vacunarme investigue mucho y siempre escuche a muchos expertos en el tema. La gente que tiene temor a vacunarse es sólo porque escuchan comentarios de gente que no está bien informada. En resumen me siento más esperanzada vacunada que sin la vacuna.

  16. Mucho bla,bla, bla, al final estamos igual con las mismas dudas. Mi pregunta: ¿ cual es la vacuna más apropiada para los adultos mayores Y PORQUÉ? Pregunta simple espero sea respondida con seriedad. Mi edad 72 años

  17. Es mucha la insertidumbre, mi hijo es transtorno bipolar y buscando información con respecto a sus medicamentos y la vacuna Covid hemos quedado con muchas dudas, yo también muy preocupada por las personas que han terminado con trombosis producto de la vacuna y yo tengo alto riesgo de esto, no sabemos que hacer y no hay ningún medio que hable de las contraindicaciones y de los riesgos, solo quieren que nos vacunemos y no les importan las consecuencias, total si alguien muere será 1 en 1 millón .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *