La persistencia del deterioro urbano en la periferia de las ciudades chilenas

Publicado por

Alejandra Rasse

Académica de la Escuela de Trabajo Social de la Pontificia Universidad Católica de Chile, investigadora del Centro Núcleo Milenio Autoridad y Asimetrías de Poder / Millennium Nucleus Center Authority and Power Asymmetries (NUMAAP) y de los centros CEDEUS y COES.

6 comentarios en «La persistencia del deterioro urbano en la periferia de las ciudades chilenas»

  1. Y Uds.señores con toda la cátedra que tienen..no han pensado que trabajo para todos los ciudadanos , no existe , y por eso este sistema de vida nunca va a cambiar , o con las mentiras fracasadas marxistas el cambio será mágico? Miren a USA Cuba Europa (que nos lleva 400 años de ventaja) sigue la pobreza de una u otra forma. Terminemos la falacia,es triste , pero debemos aminorar el daño a los pobres en la medida que podamos hacerlo .La retórica de su publicación es historia antigua…

  2. Lamentablemente las políticas sociales de los gobiernos nefastos de la concertación y sus secuaces seudos defensores de las clases sociales más desprotegidas solo vieron la conveniencia político electoral y soluciones parches para la clase obrera,una derecha pacata aliada a la izquierda destruyeron la identidad de los chilenos,con copias de países europeos y americanos,que al final nunca fueron solución para el trabajador,somos los que sacamos el país adelante a pesar de todas las políticas sociales que solo beneficia a algunos pero la clase media y media emergente a salido adelante sin la ayuda de ningún gobierno nefasto desde los 90 a la fecha,soy un habitante de Puente Alto que en la época de el sr Ricardo Lagos Escobar (le digo sr por educación ya que no merece el apelativo ),recibió con muchas ansia la casa soñada la que el primer invierno se anegó totalmente,dónde estaba la autoridad competente en esos momentos en su palacio particular viendo cómo las casa copeva se inundaban y que fue lo que hicieron nada a lo mismo que la CUT,quienes nos prometieron viviendas dignas,hoy en día cada mañana hay que luchar para subir al mal llamado trasporte público(Transantiago), que desde la creación del gobierno nefasto de Lagos Escobar aún no funciona adecuadamente,y los zánganos políticos siempre promesas que nunca han cumplido, acá llegó Lavín,Meo, Montés, Ossandón y solo miraron prometieron y se fueron los incautos pobladores aún tiene esperanzas de que sus políticos sinvergüenzas ralea de mala clase solucionen nuestras carencias sociales. Gracias al esfuerzo personal hoy tengo mi casa ya mejorada y una digna vivienda para vivir con mis hijos.

  3. Me interesa mucho el tema, más que regeneración, yo hablo directamente de reconstrucción de barrios y poblaciones enteras, casa, calles, plazas, comercio, servicios: salud, educación, recreación deporte, transporte, estacionamientos, etc… ¿Cuánto cuesta esto? Lo conversado con pobladores de estos barrios, es que ellos salgan de sus casas o deptos., por 2 o 3 años, y en ese tiempo se reconstruye su barrio, en altura, ellos eligen su departamento y además reciben recursos $$$ adicionales, y vuelven a vivir en el mismo sector que totalmente reconstruido, un modelo que se aproxima a la propuesta sería como el conjunto habitacional de Villa Frei. Es como comprarles su propiedad (casa emplazada en sitios de 60 mt2) por departamentos de 80 mt2, estacionamiento, en un entorno urbano completamente reconstruido. Se deben crear polos de desarrollo y servicios, en distintos sectores de la ciudad, particularmente sectores abandonados… ¿Cuánto cuesta esto?, y ¿Cuántos serían los beneficios y externalidades positivas que se producirían?

  4. Excelente articulo de Alejandra Rasse. Entrega una buena panoramica del desastre urbano de las viviendas sociales. Estupenda seccion de Ciper que siempre estoy atento. Ojala las personas opinen con argumentos y no con groserias inconducentes. Agradecido

  5. Felicito a Alejandra Rasse por esta excelente columna.
    Este es un tema que tiene profundas raíces en el modelo neoliberal aplicado en Chile desde la década de los 80 donde a los pobres se les construye en lugares baratos que son justamente los que tienen mayores riesgos naturales y antrópicos. Y como lo barato cuesta caro entonces surgen ahora todo tipo de iniciativas de “regeneración urbana” como dicen los arquitectos, para tapar las chapuserías en materia de barrios y viviendas sociales con un costo altísimo para el Estado.
    Trabajo desde hace años en planificación urbana y he sido testigo presencial de cómo las autoridades municipales principalmente fomentan y permiten las tomas en zonas de riesgo (inundación, remoción en masa, incendios forestales) por clientelismo político, a sabiendas que eso le va a implicar altos costos al municipio.
    Quiero soñar con un país que tenga una planificación no basada en planos reguladores comunales, sino en planes que efectivamente permitan ordenar el territorio, diseñar barrios sustentables con buena conectividad, equipamiento, ciclovías y áreas verdes, donde la gente no tenga que desplazarse grandes distancias para ir al colegio o a trabajar, con casas bien hechas, que sean bellas, donde nos sintamos felices. Reconocer la heterogeneidad de la vida urbana, donde no haya barrios para ricos y para pobres.
    Espero que la nueva Constitución permita avanzar en ello, consagrando el derecho a una vivienda digna de todos los ciudadanos y ciudadanas de este país, de modo de establecer una política pública justa e integral que aborde todos los aspectos del bienestar familiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *