Mitos y verdades de la complejidad económica

Publicado por

César A. Hidalgo

Universidad de Toulouse, Universidad de Manchester y Harvard. Director de Espacio Público. Creador de la fórmula de complejidad económica.

4 comentarios en «Mitos y verdades de la complejidad económica»

  1. Excelente aclaración de los mitos y verdades de la complejidad económica, como una nueva forma de ver la economía para una menor desigualdad social, menos emisiones contaminantes y un mayor desarrollo de industrias de I+D+I, esta visión contrasta a la ya obsoleta visión de un sistema neoliberal o economistas que solo se preocupan de generar un mayor ingreso (PIB) en el cual solo se benefician unos pocos y no permiten el desarrollo de la sociedad y el país. Si nos tomamos en serio las Economías Complejas como plantea Cesar, se nos abre un abanico de oportunidades para generar nuevas industrias, nuevos empleos y generar más ingresos para un Estado benefactor, es la opción real para salir del “mal holandes” en el que nos encontramos (dependencia de la extracción de recursos naturales y estancamiento de la innovación y el desarrollo), la clave esta en las universidades del país, en que incorporen esta temática aclarando estos mitos y verdades y promoviendo las economías complejas y también así la economía circular, desde mi parecer ese es el camino.

  2. Economistas mascotas neoliberales explicando lo inexplicable (quizás lo único cierto es la confusión entre diversificación y complejidad, que puede considerarse como un aporte) acerca del valor agregado. No es un mito es matemáticas… Sólo hay que calcular el valor del litio en una batería de celular terminada. Desde que el polvo se extrae hasta que se embarca, se recibe y se convierte en batería. Por lo pronto, sólo el efecto flete se duplica al salir del país como polvo y luego volver como batería, eso es de lógica indestructible. También lo es el agregar horas de ingeniería, diseño y ensamble al polvo de litio. Es increíble como pueden llamar mito a algo tan evidente y fácil de calcular. Lo que sí es un mito son las famosas ventajas comparativas neoliberales… Una mentira tan grande como la mano invisible de Adam Smith.
    Nunca seremos un país desarrollado funcionando como un país mercado persa Bio-Bio, en donde los empresarios son codiciosos usureros que sólo arriendan inmuebles y juegan en la bolsa medio día, y no crean ni una sola empresa. Y los trabajadores en un 90% son vendedores de algo por una comisión, y ese algo es un bien o servicio final de consumo. Un país de capitales rentistas y trabajadores vendedores… Ese sí es un mito para alcanzar algún día el desarrollo.

  3. Muy interesante, una matriz de especialización con los factores y coeficientes que nos permitan comprender la complejidad real, más la suma de los “sueños” proyectados a través de la complejidad de la imaginación, nos llevarán inevitablemente al desarrollo humano, trascendiendo de formas impensables , ya quiero estar en un par de milenios en el negocio de la confección de partes de naves espaciales mediante la explotación remota de asteroides y procesamiento final más transporte del producto , todo manejado por mi computadora bebé en mi casa bajo mi supervisión como adulto responsable.

  4. Mi mayor respeto por las cabezas pensantes, pero algo en este artículo me suena a divertimento intelectual. Tanta jerigonza no trata de explicar y pasa por chistosa. Como le dijeron a aquel sabio escudero manchego “Omnis saturiato mala perdicis autem pessima”, a fin de negarle cruelmente aquella merienda nutritiva…

Deja un comentario conocer gente nueva huelva

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *