La última ventana para que Cristóbal deje atrás a “Cisarro”

Publicado por

Mónica Rincón

Mónica Rincón es periodista de la Universidad Católica, magister en Ciencias Políticas, conductora de CNN Prime y panelista de Tolerancia Cero en Chilevisión. En CNN, además, edita y conduce dos programas: Cable a Tierra (análisis internacional) y Conciencia inclusiva (discapacidad).

32 comentarios en «La última ventana para que Cristóbal deje atrás a “Cisarro”»

  1. La pregunta es si el estado tiene el deseo real de reinsertar a estos jovenes. Si quiere realmente proteger a los niños que están en situacion vulnerable, porque claro, viviendo en una sociedad exitista donde todo debe ser inmediato y bien dónde lo bonito predomina por sobre lo que sabes o como te manejas, donde la pega segura con cuña es la consigna actual, los niños y jóvenes están solos, desprotegidos, sin oportunidades, porque a la sociedad simplemente por ser un resultado a largo plazo, no le sirve.

  2. Concuerdo con lMonica Rincon, la perspectiva es facilitar una verdadera rehabilitacion de Cristobal incorporando todo0s los recursos y elementos necesarios para hacerlo. No se puede dejar de lado a una persona que ya fue participe de un basural donde no se le asistia a salir de el como sociedad y con una optica de saber atender a quienes han planteado caminos a seguir como el Psiquiatra.

  3. Según mi parecer este muchacho es irreversible, “no tiene vuelta”, como se dice. Su ADN está en la delincuencia. Viene de un hogar disgregado, un padre desconocido, una madre narcotraficante, entre otros. Y todo lo malo que ha hecho le ha salido gratis.

  4. A la sociedad no le interesa los Cisarros solo los ve en los noticieros de la TV que les encanta mostrar un país lleno de delincuencia porque nos encanta el morbo .

  5. Creo leer algo absolutamente objetivo, es una pena enorme la vida que le tocó vivir a Cristóbal, y que la viven muchos niños hoy, también creo que al estado, no digo al gobierno de turno, lo sobrepasa la situacion de estas familias, por que no son personas solas, el problema no es Cristóbal, el problema es a mi juicio, la sociedad hoy, lo que se vive en nuestro país, las desigualdades. Felicitaciones a la periodista, objetiva y clara su columna, un dolor siento por todos los Cristóbal que hay ahora en las calles.

  6. No tienen celebró cómo lo van a recuperar si ya tienen más de 30 detenciones y todavía no a Sido condenado y qué mierda esperan que mate a una persona inocente y ahí lo podrán condenarlo vasta ya estos jóvenes no tienen piedad con sus víctimas

  7. Excelente artículo que retrata con altura de miras tan cruel y cruda realidad. Solo resta tener claro que como decía Gabriela Mistral, los niños no pueden esperar. Y nosotros como sociedad NO queremos seguir esperando que el Estado asuma YA!

  8. El que nace delincuente muere como tal.me crie con un circulo lleno de familias y amigos asi muchas veces me invitaban a robar.pero nunca me nacio eso ni andar arrancando de carabineros

  9. Que buen artículo, es como para reflexionar e ir a los orígenes y causas de la delincuencia que tanto nos preocupa

  10. El relato conmueve, pero porque esta gente busca el camino “fácil”, mi padre trabajo desde los siete años hoy tiene 101, y salió adelante, yo que escribo con pura voluntad sigo su ejemplo y hoy puedo decir nada más o nada menos que el trabajo te dará la libertad.

  11. Cuanta verdad hay en este comentario, cómo articular y coordinar tanta política pública que debería poner a niñ@s primero, cómo avanzar en desinstalar la reparación y avanzar en prevención, en avanzar en comunidades sensibles y por supuesto visualizar a la niñez bajo una mirada integral y no sectorial en donde cada servicio público ve solo una parte del problema, gracias Monica por motivar la reflexión

  12. Conocí de cerca el caso, al niño y a su madre y hermana, esta última que también siendo menor, se embarazó de un interno de la penitenciaria, cuando su madre la llevaba a visitar a una de sus parejas recluido. Esta Sra. a la que no quiero mencionar su nombre era la encargada de comercializar todo lo obtenido ilegalmente no solo del niño (cisarro), si no que de quien fuera. Y se esmeraba en sacar a este niño cada vez que caía detenido, porque con palabras textuales, me menciono en una ocasion: ” Tengo que luchar por sacarlo, porque El en la calle me produce”.
    Fui su abogado en algunas ocasiones y en muchas ocasiones nos encontramos con niños delincuentes, que son educados para esta actividad.

  13. Leo este reportaje y se me aprieta el corazón, es totalmente cierto, y creo firmemente que urge “llegar a tiempo” a la vida de muchos niños y niñas. Se nota tanto la poca importancia que tiene la infancia más vulnerable para la política, leyes urgentes trabadas.
    Cuando veo cómo están colápsados todos los programas de intervención y el “no hay recursos” es la respuesta inmediata, pienso en todo el dinero que se roban que se va quedando en el camino que no llega donde debe llegar, da rabia.
    Pero hay que dar la pelea desde donde estemos, yo en mi trabajo, lo hago pero a veces la frustración es muy grande y dolorosa.
    Ojalá avancemos como país que el sistema mejore para llegar a esas familias donde necesitamos que ocurran los cambios, que abran ventanas, que creen nuevas realidades, más sanas con niños más felices, donde la droga y la delincuencia no sea la única opción.

  14. que complicado es este tema. Siempre se dice que estas personas ya no tienen solución. Creo que los gobiernos debieran empezar ahora a preocuparse por los niños. Invertir de una vez en educación, esa es la esperanza que tenemos de llegar a ser un país desarrollado.

  15. Actitud demasiado ingenua. Las decisiones individuales siempre son de exclusiva responsabilidad d quien las toma. El contexto explica pero no justifica. Además, cuánto vale una intervención como la propuesta?mientras existan casos con mejor probabilidad de rehabilitación es legítimo invertir en un caso como éste?

  16. Aichelle Mbembe, conocido filósofo camerunés, acuñó el término necropolítica a propósito de la creación de “zonas de muerte” en países africanos. De la biopolítica foucaultiana consideró no sólo el hacer vivir o hacer morir que detentaba el antiguo poder soberano, si no que habla de “un dejar morir” en esas zonas o territorios de muerte. Sename es esa zona de muerte, con sus estrategias gubernamentales y sus técnicas de poder, a saber: encierro, malos tratos, abusos sexuales, abandonos, narcotización psiquiátrica, muerte, hacia los mismos de siempre: niños, niñas y adolescentes pobres de este país. Si despojamos las ideas de comillas, ni protección ni rehabilitación.

  17. Claro y cuando Cristóbal mate a alguien nuevamente en titulares pero nadie recuerda que la DC se tomó el Sename y tiene simplemente el desastre y quieren seguir el botón con la educacion

  18. Este es un ejemplo de delincuente rematado.
    Solo cárcel y no perder más tiempo engañandose de que es recuperable.
    Existe gente que no tiene nada que salvar.

  19. me preguntaba lo mismo, porque en la prensa ya no aparece el Sename, por lo mismo porque no les importa, en la agenda solo hay problemas de personas que puedan obtener los votos, y como los niños no votan, no les interesa, solo hay que mirar a los no+afp todos los politicuchos se suman para apoyarlos, pero cuando se trata de niños brillan por su ausencia,,, lamentable.

  20. Yo conoci al cristobal cuando el tenia 12 años el no era una persona mala , el solo queria tener una familia , amor y papas de verdad. Pero el sename es una mierda yo estube ahy y no hacen nada para que los niños se recuperen de traumas tampoko los preparan para la vida no los aconsejan nada . lo unico q hacen es alimentarlos y mesclarlos a todos. Gracias a dios yo tengo una vida trankila pero creo q cristobal y muchos niños mas necesitaron mucha mas ayuda mas contencion mas criansa y preparacion. Como dicen por ahy a ellos solo les importa cumplir con q tengan un techo y despues los evaluan dicen q estan bn y los tiran a los leones. El sename es una carcel de pre adolecentes. Eso es.

  21. Hay tantas necesidades para recursos tan escasos, lamentablemente este caballero,cristobal, al igual que muchos delincuentes que podrían ser rehabilitados estarán al final de la lista de prioridades y no culpo a la sociedad :
    Que es más importante?
    Destinar 600 lucas mensuales o más para rehabilitar a un delincuente que mato y /o traumo vidas y familias para siempre o destinarlas a los niños de los colegios más vulnerables y Centros infantiles para q precisamente se ataque el problema de raiz.
    Yo personalmente prefiero destinar todos los recursos a los niños y adolescentes que son el futuro de chile.
    Y para este señor q ya no cambio q vuelva la pena de muerte.

  22. si las personas que trabajan con estos niños y adolescentes no conocen la palabra AMOR pero el verdadero poco y nada se hará por estos niños que para la sociedad son invisibles.
    para los tribunales de familia lo mas rápido es enviarlos a recintos de este tipo y los olvida para siempre. y hablan de la protección al menor en alto riesgo y vulnerados en sus derechos

  23. Un excelente artículo claro lúcido y preciso. Los niños como Cristóbal son un producto de la sociedad que hacemos todos. Debemos avergonzarnos de producir cizarros.
    Me impacta quiénes estiman q el delincuente nace. Es fácil y cómodo pensar así porque de esa forma no asumimos responsabilidad alguna. Hay q hacer y mantener visible a los niños vulnerables y vulnerados que interpelen nuestra conciencia q parece adormecida.
    Gracias

  24. Llama la atención que figuras hablen del mal cuidado del SENAME cuando incluso los supervisores de protección de derechos tienen muy poca relación con los niños. Cuando el Tribunal es quien envía ingresos por 6 meses al menos o un año a lugares donde mezclan indiscriminadamente infractores y niños vulnerados, donde ingresan agresores sexuales y vivien junto a niños que ingresan como víctimas de este tipo de delitos, se nos han juntado en algunos centros incluso víctima y victimario. Es un sistema que no tiene un buen trabajo de red, donde hay que llamar a Carabineros y al SAMU si hay una descompensación y así activar el protocolo porque ya no se permite la reducción de movilidad (ambas instituciones desconocen la importancia de atender los llamados a tiempo) y cuando llegan, media o una hora después con los carabineros molestos porque se les llama; ya hay un niño o funcionario atacado con tenedores, polines, piedras, fierros, etc. Es fácil hablar desde lo que se lee cuando no hay herramientas suficientes, me refiero al recurso humano, que nos permitan reparar el daño sufrido por nuestros niños y el no revictimizarlos. De verdad creen que se puede reubicar a la familia? Todos los ministerios tendrían que colaborar con algo y realmente, yo, trabajando en el sistema, no veo disposición.

  25. Conocí su caso y su familia de cerca.
    De los 10 hermanos que vivieron las mismas penurias en el mismo medio ambiente nefasto, y 5 de ellos son bastante funcionales, socialmente hablando.
    Ellos “debieron” ser cisarros, pero no lo son ¿entonces fue el medio el culpable?, para la mitad de esos hermanos su voluntad pudo más.

  26. Cuánta incomprensión leo en algunos comentarios. El hecho de que una persona haya trabajado desde los 7 años no implica que viviera necesariamente en la vulnerabilidad moral, que es la que determina los vicios. Y el hecho de que, en una familia, la mitad de los hermanos sean delincuentes y la otra no, tampoco justifica que quienes lo sean deban ser condenados, puesto que las experiencias igualmente pudieron ser muy distintas entre cada uno de ellos, lo que es casi seguro en familias así de disfuncionales; de pronto la influencia de un sacerdote, de un pariente que se llevó a algunos de ellos, etc., hacen la diferencia. Incluso, entre familiares cercanos hay diferencias de personalidad, pues evidentemente no todos somos iguales. Algunos nacen más débiles, más influenciables, más sensibles, etc. y necesitan más apoyo y atención que quienes por naturaleza nacieron más fuertes o resilientes. Por otro lado, el hecho de que la sociedad en su conjunto permita que existan entornos tan tóxicos y violentos como para que un niño se convierta en lo que es, constituye un factor determinante de su formación y actual falta de consideración y empatía hacia una sociedad indiferente y siempre dispuesta a condenar sin miramientos a aquellos a los que nunca pretendió siquiera salvar o ayudar, que nunca levantó la voz ni votó por proteger cuando tuvo la oportunidad, y a la que no le quita el sueño que los niños sean maltratados mientras cada quien esté tranquilo en su casa rascándose con sus propias uñas. Qué soberbia y qué egoísmo!! Si verdaderamente fuera que cada quien únicamente es responsables de sus actos, independiente de cómo fuimos criados, entonces cuál sería la necesidad de dar valores y buenas costumbres a nuestros hijos. Mejor dejarlos crecer a la vida, pues ninguna de las enseñanzas que les diéramos servirían para convertirlos en seres de bien. Pero no es así; de hecho sabemos que el 80% de los delincuentes son hijos de delincuentes, y que si criamos a nuestros hijos bien, serán personas decentes. Nuestra crianza nos define poderosamente, determinantemente, indeleblemente, inexcusablemente a sangre y fuego. Por lo tanto, qué inmoral es que estemos siempre tan dispuestos a condenar y juzgar antes que a ayudar y comprender. No digo que haya que liberar a los delincuentes, pues la mayoría tristemente ya los hemos deformado a tal punto que no tienen salvación; pero la arrogancia de pretender que los linchen es en verdad escandalosa y despreciable. Una manera equilibrada de hacer un juicio respecto de otros es darles el valor de aquellos a quienes conocemos y amamos; a saber: qué pasaría si el Cisarro fuera nuestro hijo; nuestro hermano; nuestro mejor amigo?. Esa es la profunda reflexión que necesitamos hacernos para ver las cosas de una forma más equitativa y JUSTA. No poniéndonos en ese caso es que no conocemos en verdad lo que es la Justicia ni la empatía. Un por cierto, entendiendo nuestra responsabilidad individual y colectiva en este orden de cosas

  27. Creo que el tema no pasa por recuerdos solamente, pasa por voluntad política de poner la infancia en primer lugar , serán la sociedad del mañana. Hoy estamos haciendo el futuro y lo que se necesitan son políticas que apunten efectivamente al cuidado y protección de la infancia. No con gente que hace las políticas sentados en escritorios y que desconocen más duras realidades de las poblaciones, con hacinamiento, droga, violencia y maltrato. Las mesas de trabajo deberían estar constituidas por personas que conocen esa realidad y las verdaderas necesidades de la infancia vulnerada. Gracias Monica !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *