Las graves críticas internas al equipo de la Contraloría a cargo de auditar a Naciones Unidas

Publicado por

Alberto Arellano

Periodista de la Universidad Adolfo Ibáñez y magíster en Historia de la Universidad Católica de Valparaíso. Ha escrito para la revista Siete Leguas (El Mundo, España); América Economía; La Nación Domingo y Revista PAT (Dibam), entre otras. En 2014 recibió el Premio Periodismo de Excelencia de la Universidad Alberto Hurtado por la serie de reportajes “El millonario negocio del agua”. Ese mismo año obtuvo mención honrosa en el Premio Latinoamericano de Periodismo de Investigación (COLPIN), organizado por el Instituto Prensa y Sociedad (IPYS) y Transparencia Internacional. En 2015 participó en los talleres de la Global Investigative Journalism Conference (GIJC 2015), celebrada en Lillehamer, Noruega. En 2016 fue finalista en el Premio Periodismo de Excelencia de la Universidad Alberto Hurtado con “El historial financiero de CAVAL: el meteórico ascenso de la empresa de Compagnon y Dávalos”.

13 comentarios en «Las graves críticas internas al equipo de la Contraloría a cargo de auditar a Naciones Unidas»

  1. Felicitaciones CIPER por el reportaje, muy buen trabajo.
    Son muchas las cosas malas que están pasando en esa institución, lo último, manipulación de cifras en la cuenta pública para esconder la desastrosa gestión de Bermúdez, quien no se dedica a trabajar y disfruta viajando por Chile y el mundo. El trabajo ha decaído ostensiblemente en calidad y en plazos, por ejemplo los dictámenes jurídicos. Algo huele muy muy mal en la Contraloria de hoy.

  2. El relato de la negligente actitud del Sr. Bermúdez, es realmente inquietante.
    Me pregunto, con mucho pánico, si este señor trabaja así en el frente interno, que no hará en cuanto al control de nuestras instituciones. Increíble que aún permanezca en el cargo.

  3. Participé de la 1a convocatoria y al leer q uno debe tener un certificado de idioma, parece q esa formalidad es màs relevante q tener un Rating de Ingles avanzado en el Toeic ..q es un test internacional y està en la web. Cuando además te piden certificados q acrediten tu experiencia profesional simplemente decidí no perseverar, pues los profesionales q nos hemos formado en empresas Big4 y bilingues, NO van a mirar esto como un desafio sino q como un asunto burocrático. Actualmente me desempeño como ADP q es un sistema de ingreso y selección mucho mas exigente q el aplicado por la Contraloria. Una lástima q el prestigio institucional se dilapide en nombrar “cercanos” y q los objetivos del proyecto se pierdan con tanto Safari en este caso. Finalmente lo de la Subcontralora parecia un hecho aislado o rabieta, luego agregas lo de la nominacion de una abogada cercana envuelta en una irregularidad (Sernageomin) y rematas con este papelon de indole internacional, simplemente ya se torna un poquito impresentable todo lo q pasa en la casa de Contralorito.

  4. Uno lee este reportaje y se pregunta cómo es posible que una institución tan importante para el país, pueda estar dirigida por un incompetente tan grande. Bermúdez debería ser serio, sensato y honesto, y reconocer que no tuvo las competencias ni idoneidad para el cargo y dar un paso al lado, volver a sus cátedras y asesorías medioambientales, por el bien del Chile y su institucionalidad.

  5. La Contraloría se ha destacado en general por tener funcionarios probos y apegados a la ley. Los problemas que se han generado es a nivel de Jefaturas superiores y a mi juicio son por malas decisiones adoptadas por ellos, lo que no es habitual. Lamentable para todos ellos, para emitir una opinión es necesario esperar el pronunciamiento de los Tribunales de Justicia.

  6. Que malo todo esto, el problema de esa institución pública, como otras, es q se nombran a profesionales q no tienen idea de auditoria para realizar ese trabajo. Diganme q idea de auditoria tienen los abogados, constructores civiles o arquitectos. Es como si a un abogado lo manden a operar de apendicitis a un paciente. Como auditor, me gustaria ver esos informes, y con q calidad son terminados.

  7. Lamentable desempeño del Contralor Bermúdez, creo que una vez más queda en evidencia esta disonancia entre la academia y quienes están “haciendo”, la administración pública real le quedó grande. Se le han pasado detalles tan pequeños como que no puede cobrar viático si tiene su hogar en esa ciudad. Por otra parte, su renuncia y la de la Subcontralora sería un alivio para la CGR, para que también se detenga esa guerra civil interna.

  8. Ya no asombra nada. Llamá la atención que Chile sea elegido para estas auditorias siendo que tiene intereses en este organismo. Las auditorias debieran ser hechas por países serios y no corruptos que no pertenezcan a la ONU y los informes debieran ser públicos, incluso con revisión de cuentas corrientes de sus miembros.

  9. Solo como información para tener en cuenta, los administradores públicos somos profesionales que pasamos por actividad curricular en materias de finanzas públicas, contabilidad, auditoria y control de gestión.

  10. Y finalmente la ONU aprobó y felicitó el trabajo de la Contraloría. Ni un brillo Itzel Echiburú como sicologa. No le achuntó pa na con su diagnostico.

  11. Que liviano su comentario Srta.Loreto. No puede desprestigiar el trabajo de una profesional de la cuál solo se extractan notas puntuales para este informe. Lamentable.

  12. Como todo alto cargo en los organismos publicos, el trabajo sucio es hecho con lo que hay, mientras que los jefes son designados entre amigos y compadres , el mismo ambiente pitutero que caracteriza a las empresas del pais. Con gente que calienta el asiento o no sabe donde esta parada.

  13. La ONU solo recibió una respuesta, no vio el trabajo realizado. La opinión de auditoria no es tan solo un párrafo con un par de líneas. Es el conjunto de experiencia, técnicas, metodologías, criterio de auditor, escepticismo y, sobre todo, una carrera profesional dedicada a esta función.
    Para quienes somos auditores, esto nos deja muy mal parados, que cualquiera puede ejercer el oficio sin tener las capacidades, lo cual va en desmedro de nuestra profesión.
    En nuestra formación también tenemos pinceladas de informática y economía, pero esto no nos hace ingenieros informáticos ni economistas, como leo en un comentario más arriba.
    Hay miles de aristas en control interno, evaluación de ITGC y auditoria de estados financieros, que un fiscalizar que solo revisa cumplimiento dentro una lógica binaria, del cumple o no cumple, no tiene, y quizás nunca entienda un enfoque integrado de auditoria y menos un razonamiento lógico del proceso. Pastelero a tus pasteles como dice el dicho y como estamos en Chile, el “pituto” es más importante.
    La información de la psicóloga quizás no esta tan errada, pero no es la persona idónea para hacer este tipo de juicios, si justamente estamos criticando la poca idoneidad de los profesionales que se desempeñan. No sabremos la realidad, hasta que un ente especializado de prestigio revise esos papeles de trabajo que respaldaron ese informe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *