Pueblos indígenas: ¿Nuevo Trato?

Publicado por

Mónica Rincón

Mónica Rincón es periodista de la Universidad Católica, magister en Ciencias Políticas, conductora de CNN Prime y panelista de Tolerancia Cero en Chilevisión. En CNN, además, edita y conduce dos programas: Cable a Tierra (análisis internacional) y Conciencia inclusiva (discapacidad).

33 comentarios en «Pueblos indígenas: ¿Nuevo Trato?»

  1. Me gustó la columna, habla desde la sensatez y la razón, algo tan escaso en este tiempo. Sin embargo, creo que falla justo en eso, en reconocer que este no es un tema de razón, sino que de emociones fundadas en años de odios mutuos. Cuando llevamos toda la historia de este país deshumanizando al otro bando, es muy complejo enfriar la cabeza de toda una sociedad. Alguien tiene que dar el primer paso y absolutamente debe ser el estado. Debe haber un real reconocimiento de daño, una real reparación para siquiera pensar en construir un futuro en paz.

  2. El estado chileno debe entender que estaremos para siempre en deuda con nuestros pueblos originarios, por todo lo robado, por todos los asesinatos y sufrimiento que han recibido históricamente. Son siglos de lucha que no se van a resolver con más violencia.

  3. Me enorgullezco de haber leído este buen trabajo de investigación periodística de la licenciada Rincón.
    Introduce elementos de contenido necesarios de conocer y evita caer en la ramplonería de relatos y adjetivaciones como juicios de valor mortificantes.
    Mi reconocimiento por esfuerzo, dedicación por una información veraz, objetiva y responsable
    A CIPER y su dirección, por la contribución a la divulgación

  4. “La calma, la mesura en ciudadanos, y lo que es peor en autoridades, ha estado muchas veces ausente en esta semana.”

    El problema es que los medios en su afán por ser “los primeros”, publican cualquier cosa sin verificar, verdades a medias, y eso no hace más que agudizar la histeria, el odio, y la falta de mesura y pausa necesarias antes de formar un juicio.

  5. La temática mapuche tiene varios adjetivos, Causa, conflicto, terrorismo, problema, situación, etc. La cultura mapuche por otro lado usa a su vez varios adjetivos, liberación, pueblo nación, territorialidad, autonomía, reconocimiento, marrichiwew, amulepe taiñ weichan y otros con el ya reconocido afafan ayayayayayayay. La visión de ambos mundos apuntan en dirección exactamente opuesta. Buscar un puntos de encuentro es muy difícil debido a lo antagónico de sus intereses. Además de eso, la temática tiene como contenido sesgos de intolerancia e influencia externa, tomando los actores principales Estado-Mapuche. Los historiadores y escritores dan cuenta de un innumerable accionar apuntados a los tratados y acuerdos, de carácter nacional e internacional (tratado de tapihue-enero 1825, acuerdo internacional 169-OIT) Muchas veces se han sentado el winka y el mapuche. O´Higgins en su momento reconoció el origen y territorialidad del mapuche. José Joaquín Pérez Mascayano y posteriormente Domingo Santa María aceptan el Plan ideado por Cornelio Saavedra Rodriguez (1861-81) denominado “pacificación” como si el término desde ya prejuiciaba el carácter belicoso de la acción del mapuche,del nativo. Esta situación conlleva a la reducción e implementación de pequeños espacios de terreno, donde antes el mapuche era libre y soberano. Irrespetando los acuerdos Chile, pequeño país con una rancia aristocracia latifundista y ahora capitalista determina por si y ante si avasallar la historia, cultura y diversidad étnica de los naturales habitantes del Wallmapu y Puelmapu. Para aquello se protege y acciona desde su brazo armado, amparado por leyes efectuadas a la medida e interpretación de sus intereses. lo que sucede ahora no es diferente, siguen y continúan los abusos contra el mapuche. El Winka interpreta y realiza leyes, califica y denosta a todo aquel que le es contrario. Tienen el poder, tienen las herramientas, los medios de comunicación. pero sin embargo la contradicción del modelo esta patente. La modernidad y tecnología preconizada por el neo liberalismo y procesos globalizantes permiten una comunicabilidad y exactitud verdadera de los acontecimientos. De nada sirven los dichos y palabras del poder, la verdad asoma cada vez que suceden hechos de la naturaleza en comento. Las contradictorias declaraciones referidas a los acontecimientos por parte de la maquinaria gubernamental y políticos de turno, no pueden imponer de manera absoluta su seudo-verdad. Mienten, engañan, distraen y manipulan hasta la saciedad, se apoyan en distractivos audiovisuales respaldados por medios de comunicación de alta penetración social (TV, Radios, Diarios) para cambiar mediante post verdad la realidad emergente. Y ahí se han llevado todos estos años de seudo democracia. Por otro lado la oposición en todos los matices, apoyan y vociferan en la ambigüedad del desconocimiento real de lo que el mapuche desea, respeto, dignidad y reconocimiento. Cuando podamos juntar estas posiciones, realmente habrá un cambio real, No es hablar de tratos, es hablar de realidad y aceptación al otro.
    César Abarzúa Ugarte.
    Planificador social- Investigador
    Mediador

  6. Lamentablemente esta comisión fue cruzada por la política partidista, y, no fue prioridad porque tocaba grandes intereses.

  7. Gracias Mónica por la reflexión y por hacernos recordar los precarios acuerdos que se toman abucen país. Obviando al que es requerido en él y sentenciándolo a su origen como si fuera un verdadero castigo y no no como un reconocimiento a lo que es en sí mismo. Un otro, así de simple.

  8. Es hora de que el estado representado por este gobierno
    Parlamente con el pueblo mapuche y acuerden el nuevo
    Trato a este, para que esa zona y sus habitantes puedan prosperar como el resto del pais.

  9. La forma que nos han inculcado que somos superiores a nuestros pueblos originarios, es la gran traba para respetarnos, mientras el respeto en el trato sea la piedra angular nada avanzaremos, esto debe partir en el parvulario y terminar en el cementerio cuando pasemos a otra vida

  10. La pura y santa verdad diría mi abuela, soy una buena parte mapuche y jamás me podrán mansillar, solo le pedimos al Huinca respeto.

  11. Es difícil, este tema. Lo malo es que se están inmiscuyendo los políticos oportunistas y se está radicalizando más la violencia. Los medios de comunicación sensacionalistas, instituciones que nada y poco tienen que ver avivando la hoguera. Y los verdaderos protagonistas, líderes mapuches nadie los conoce?. Auncan Huilcaman ya no habla en los medios, porque no buscan a esos líderes y los dan a conocer al país, para que expresen sus demandas, no hay orden, jerarquía que uno pueda entender de este pueblo. Los periodistas de investigación, lo han hecho muy bien con la delincuencia y corrupción, pero poco y nada respecto al pueblo mapuche, sus demandas, líderes positivos y que realmente quieren. El chileno quiere entender el tema pero no mirado desde el lado violento que a Uds. les fascina. Ojalá cambie este periodismo barato y los temas sean más acabados y profundos.

  12. Excelente columna. Para las personas que no somos muy entendidos en estos temas, se me aclaran muchas dudas, por sobre todo el tema de la violencia con la cual nosotros fuimos acostumbrados a usar en respuesta a las cosas que no son de nuestro “agrado”.

  13. La Araucana ,el mayor canto epico de Chile y America, debe ser leido por el comando jungla, grupo de fuerzas especiales, para tener conciencia de quienes son sus adversarios, un pueblo que lucho una guerra de siglos y nunca fue doblegado, y actuar en forma mas civilizada.

  14. Certera Columna, pero ¿hasta cuando debemos esperar que se adopten medidas concretas? me temo que esto nuevamente pasará y se le echará tierra a lo tragicamente ocurrido. Una vez más los medios de comunicación – no éste – dan la nota alta tergiversando y desorientando a la población y obligando a tomar partido frente a una situación tan delicada, mediante a información sesgada e interesada. ¿Cuando de una buena vez entenderemos que todos tenemos algo de nuestros pueblos originarios? Somos MESTIZOS y no renegar de nuestras raíces. Esto, lo ocurrido, es un asesinato y no hablemos, por favor, de lo tradicional en el periodismo poco objetivo: “en un confuso accidente…” Basta ya, avancemos en una solución definitiva al conflicto creado por “chilenos” y devolvamos paulatinamente las tierras a quienes ancestralmente les corresponde y no dictar normas a quienes sabrán distribuirlas con sabiduría y respeto a la madre tierra

  15. Me gustaria que como periodista objetiva fuese una publicacion imparcial. Nosotros vivimos y trabajomos con los pueblos en Temuco siempre. Sin embargo falta el daño a las otras familias. La opinion de los que han perdido sus seres queridos.
    Me gustaria que nos contaran lo bueno mostrar cuantos terrenos han sido ya cedidos que se ha hecho con esos terrenos la incorporacion de su cultura en salud todo

  16. Mónica, te admiro como mujer, como periodista… eres una de las pocas periodista que va sin miedo y de frente contra lo que esta mal en nuestro país, mas como tu es lo que nos falta, gente que le de pantalla y tribuna a estas situaciones que deberían ser imperdonables.

  17. Me parece interesante repasar en la historia, sin embargo es necesario profundizar en el centro de la situación politica-económica y social de la problematización que se ha desarrollado en Chile y Argentina con los pueblos originarios. La falta de información respecto de los intereses políticos versus la estigmatización de los mapuches para conseguir sacarlos de los territorios ancestrales. Los medios de comunicación deberían conformarse para clarificar, investigar y denunciar las matanzas y vulneración de derechos hacia los mapuches. El “nuevo trato” es parte de los programas educativos, el nuevo trato es como decir ” mañana te lo devuelvo”… es decir, Hasta cuándo tendría que ser “un nuevo trato”?.

  18. Al parecer, nuestros prejuicios políticos, personales y colectivos han sido el mejor aliado de nuestras respectivas ignorancias. Eso por un lado. Por el otro, el desmesurado afán de lucro de un sector económico ligado a los poderes fácticos del empresariado chileno, quienes militan sin rubor casi, en esa “derecha cavernicola” nacional, la que ha sido y sigue siendo, parte del problema en La Araucanía y nunca de la solución.

  19. Frente a los mapuches, hoy los chilenos han reemplazado a los españoles de otrora. Es el mismo mal trato.
    En muchas panaderías, se vuelven a encontrar. Hijos de españoles como patrones y mapuches
    como trabajadores mal pagados y mal tratados.

  20. Hay dos aspectos que me preocupan:
    El primero es conocer el ĺímite de la devolución de territorios y bajo que criterio. Todo Chile perteneció a diferentes pueblos originarios, ¿debemos entregarlo por completo si alguien lo reclama? ¿Quién define esto?.
    Lo segundo es que parece que la Guerra y la invasión son validadas de diferente forma. Parece admisible quedarse con el territorio Boliviano, pero internamente se relativisa la apropiación estatal y su entrega a Chilenos.
    Gracias

  21. Como nortino disiento de la nota de la periodista: en el norte tb hay pueblos originarios, q mantienen sus tradiciones y nos sentimos chilenos
    No tenemos periodistas comprometidos q se interesen como hemos resuelto nuestros problemas, ni exigido nada para estar en la mesa de negociación
    No me parece q la violencia sea la forma de pedir espacio en la mesa y me da asco la forma en que los medios festinean con las muertes y violencia: tanto más fácil sería aprovechar la difusión que tiene en promover espacios de diálogo y desarrollo que repetir hasta el detalle más morboso qué pasó , de qué color iba el carabinero y el mapuche etc
    En este caso en particular, me gustaría leer la noticia como si fuera un caso en Arica: sería un robo con violencia, que terminó con el asaltante muerto? Sería un mal uso de fuerza de carabineros?
    Que no se nos olvide pensar y dejarle nuestra conciencia y capacidad de análisis a periodistas que reciben sus sueldos de corporaciones como Mónica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *