Chile, 50 años de extrema desigualdad: investigación basada en datos históricos del SII

Chile no solo ostenta el récord de ser actualmente el país más desigual de la OCDE; su desigualdad ha sido candidata a medalla de oro desde mucho antes de ingresar a ese club internacional: por lo menos desde 1964. Es decir, la falta de equidad ha campeado en nuestro país con independencia de si gobernaba un DC, como Eduardo Frei  Montalva; un socialista, como Salvador Allende;  un dictador de tipo neoliberal, como Augusto Pinochet, o cualquiera de los cinco presidentes desde el retorno a la democracia hasta hoy. Solo en la última década un país de la OCDE nos ha disputado el primer lugar: Estados Unidos, una nación que, como dijo a CIPER el cientista político Jeffrey Winters, tiene una concentración de la riqueza superior a la que tenía el imperio romano. Entre los países latinoamericanos que tienen datos comparables, solo Colombia se nos acerca. Argentina y Uruguay son mucho más equitativos.

Por supuesto, ha habido variaciones en los niveles de desigualdad chilenos en el último medio siglo. El periodo de mayor equidad lo alcanzamos en la década 1964-1974, con los años 62, 68 y 74, como hitos;  el periodo de más desigualdad se produjo a partir de los 80. Luego, se redujo paulatinamente desde el retorno a la democracia (1989) hasta 2010, aunque sin llegar a los niveles de las décadas de los 60 y 70.

Estos datos provienen de la  investigación “Ingresos altos en Chile: una perspectiva histórica de la desigualdad en los ingresos personales (1962- 2014)” (“Top  incomes in Chile: a historic perspective  of personal‐income inequalities”), llevada adelante por un grupo de académicos que adelantaron algunos de sus resultados este jueves en la conferencia sobre la desigualdad, organizada por el Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social (COES).

El eje de este trabajo es el gráfico que aparece aquí abajo (figura 1) y que muchos investigadores del tema desigualdad  y también del área tributaria esperaban ver hace tiempo: la secuencia más larga que se ha logrado generar sobre cómo el 1% más rico se apropia de un alto porcentaje de los ingresos (nunca menos del 20%  en los últimos 25 años, cuando se ajusta el nivel de evasión como muestra la figura 2 que aparece más adelante).

Figura 1 – Participación en el ingreso en Chile del 1%, el 0,1% y el 0,01% (sin ajuste por evasión)
grafico-1-fig3

Los autores de este estudio son Facundo Alvaredo, Jorge Atria, Ignacio Flores, Ricardo Mayer y Claudia Sanhueza, todos economistas, salvo Atria, que es sociólogo.

En el grupo destaca Claudia Sanhueza y Facundo Alvaredo. La primera es directora del Magister de Políticas públicas de la U. Diego Portales, miembro de la llamada “Comisión Bravo” que analizó el sistema de AFP, experta en pobreza y que junto a Ricardo Mayer hizo en 2011 una de las primeras estimaciones sobre la concentración de la riqueza y la desigualdad usando datos de la encuesta de empleo de la U. de Chile; y Alvaredo ha publicado junto a Thomas Piketty, Emmanuel Sáez y  Anthony Atkinson, autores claves en las investigaciones modernas sobre concentración y desigualdad. Estos últimos desarrollaron una metodología basada en datos tributarios que fue aplicada en la presente investigación, lo que permite que los resultados obtenidos para Chile puedan integrarse a la World Wealth Income Database, un proyecto mundial en el que desde hace 15 años unos 90 investigadores reconstruyen cómo ha evolucionado la desigualdad en el mundo en el largo plazo.

portada-pobrezacasendosEn un país acostumbrando a oír que es parte del club de los más desiguales del mundo, la mirada histórica que aporta esta investigación nos enfrenta al hecho de que la desigualdad extrema ha sido parte de la cultura chilena y está internalizada en la forma de relacionarnos al menos durante los últimos 50 años. A la vez, esta mirada de largo plazo complejiza las posibles explicaciones para este problema. Por ejemplo, usualmente se considera apropiado subir los impuestos para enfrentar la concentración, sin embargo, las variaciones que se registran en Chile no parecen obedecer a eso. Dice el estudio: “La coexistencia de tasas de impuestos constantes en el periodo de máxima variación de participación de los ingresos altos en la riqueza (1962-1980) sugiere que las tasas de impuestos no son el principal determinante de los niveles de ingreso que obtienen los más ricos.”

Pero, entonces, ¿qué explica este persistente alto nivel de desigualdad por sobre el resto de los países?

Claudia Sanhueza explicó a CIPER: “En este estudio medimos la desigualdad observando qué proporción del ingreso total se lleva el 1% más rico. La distancia que tiene  Chile respecto de otros países con datos comparables se relaciona con que los ingresos altos provienen, fundamentalmente, de ingresos empresariales y financieros, no de ingresos laborales. Esto muestra que los beneficios de las actividades productivas han estado favoreciendo principalmente a los propietarios de las empresas y no a los trabajadores. Esto, en un contexto en que los trabajadores no negocian colectivamente, tienen bajas tasas de sindicalización y con empresarios que no han desarrollado actividades productivas. Además, hay un tema de influencia política. Cuando los ingresos están concentrados como en Chile, es probable que a través del financiamiento a la política los ingresos altos influyan para que se generen políticas que los favorecen. Finalmente, también hay un tema en la concentración en varios mercados y falta de competencia, lo que se traduce en altas rentas económicas no debido a la generación de mayor valor agregado sino a rentas monopólicas”.

PROBLEMAS DE LA CASEN

La investigación también muestra que desde 2010 hasta 2014 la desigualdad ha vuelto a crecer en Chile, lo que contradice lo afirmado a partir de la encuesta Casen 2015, donde los datos sugirieron que la desigualdad estaba bajando levemente.

Esa no es la única contradicción que detectan entre el cuadro que muestra la Casen y los datos tributarios de Impuestos Internos. De hecho, al examinar en una perspectiva histórica esta encuesta que vienen haciéndose desde 1987 los autores detectaron que la Casen permanentemente  “ha subestimado a niveles irreales los ingresos más altos”, por lo que consideran que no es un buen instrumento para analizar la desigualdad.

Como ejemplo, el estudio resalta que en 2009, de acuerdo a las cifras tributarias, las 77 personas más ricas declararon un ingreso mensual de $100 millones, mientras que de acuerdo a la Casen de ese año los 77 más ricos registraron ingresos sólo por $10 millones. En palabras de los autores, la Casen puede decir con mucha precisión qué es lo que pasa en la mitad de la distribución de ingresos, pero dice poco sobre lo que ocurre entre los más ricos.

Esta debilidad de la Casen refuerza la opción tomada por el grupo de Alvaredo y otros de usar datos tributarios históricos elaborados por el Servicio de Impuestos Internos. En particular, consideran el Impuesto global complementario (que se aplica a las personas naturales por el total de sus rentas, ya sea que provengan de Chile o el extranjero).

siiPero esos datos no han sido fáciles de obtener. De los casi tres años que ha llevado sacar adelante esta investigación, buena parte de ellos se fueron en reunir la información, que no se encontraba en un solo lugar ni estaban organizados de la misma manera (por ejemplo, el  SII  cambiaba cada cierto tiempo los tramos de ingreso que informaba).  Por ello, reunir  50 años de datos y hacer estimaciones a partir de ellos es uno de los grandes aportes de esta investigación.

Los autores reconocen que la información tributaria también tiene limitaciones: al tomar en cuenta lo que las personas declaran, es imposible limpiar completamente la distorsión producida por la elusión y evasión tributaria, fenómenos que llevan a subestimar los reales ingresos de los más ricos.  Para lidiar con este problema la investigación acudió al trabajo de Tasha Fairfield y Michel Jorrat (Top Income Shares, Business Profits, and Effective Tax Rates in Contemporary Chile), quienes accedieron a dos años de microdatos tributarios y, combinándolos con información de ingresos corporativos, pudieron hacer estimaciones bien fundadas sobre la evasión.

Fairfield y Jorrat afirman en su estudio: “Los dueños encuentran formas legales e ilegales de consumir las utilidades sin declarar dividendos y por lo tanto sin pagar el correspondiente impuesto individual: por ejemplo, vehículos de lujo para uso personal pueden ser registrados a nombre de la empresa (elusión) o la distribución de utilidades puede ser simplemente omitida de las declaraciones de impuestos (evasión). La evasión del impuesto a la renta se estima en 46%, y esencialmente está asociada a la distribución de utilidades y dividendos”. Las estimaciones de Fairfield y Jorrat sobre los niveles de evasión fueron usadas en la presente investigación.

En el caso chileno, las cifras tributarias presentaron otro problema: la desaparición de todas las bases de datos entre 1982 y 1989, periodo que coincide con el despegue económico de Chile. El estudio estima que en ese periodo ocurre el peak de desigualdad en los últimos 50 años. Sobre la desaparición de la información, el estudio afirma que  “no es muy sorprendente que ocurra en dictadura”.

Esa limitación de datos impidió también realizar estimaciones sobre los ingresos que posee el 0,1% de la población y el 0,01% y solo se pudo trabajar el 1% más rico.

El estudio determina que ese 1% obtuvo el 27% de los ingresos del país en 1990 y capturó el 23% en 2014.  Pese a la tendencia a la baja, esos porcentajes ubican a la elite chilena como la que durante más tiempo y con más éxito ha logrado apropiarse de la riqueza de su país, entre las elites de la OCDE y de Latinoamérica.

COMPARACIONES INTERNACIONALES

Al comparar a Chile con países latinoamericanos donde hay información disponible, el único que se nos acerca es Colombia cuya elite alcanzó a la chilena en 2010, apropiándose de cerca del 23% de los ingresos de su país. Con todo, los datos muestran que estamos mucho más arriba que Argentina o Uruguay. Un cuadro más completo se obtendrá cuando estén disponibles las cifras de países de alta desigualdad, como México y Brasil.

Figura 2 – Comparación internacional del 1% más rico (con ajustes por evasión) Latinoamérica 1990-2013
grafico-2-fig-8

 

Figura 3 – Comparación internacional, top 1% de 19 miembros de la OCDE)
grafico-3-fig-9

Chile también destaca al considerar 19 países miembros de la OCDE que tienen datos comparables. El 1% más rico de Chile aparece concentrando consistentemente al menos 10 puntos porcentuales más que el resto de las elites. “El único país que alcanza un nivel similar es Estados Unidos y solo desde mediados del 2000”, afirma el estudio.

El artículo se cierra analizando si se aplica a Chile la explicación que ha dado Thomas Picketty para el aumento exponencial de la concentración de la riqueza en los últimos 50 años en el mundo. Esto es, que las tasas de retorno del capital (que constituyen gran parte de los ingresos de la elite) son superiores a las tasas de retorno del trabajo (que constituyen gran parte de los ingresos del 99% de los ciudadanos del mundo). En Chile, sin embargo, faltan datos para corroborar si este fenómeno ocurre y explica la extrema desigualdad. De hecho, el estudio da cuenta de que los datos tributarios de las personas parecen no recoger a cabalidad los ingresos corporativos, por lo que a los autores les parece urgente comprender mejor, en el contexto chileno, cómo operan esos ingresos que se reportan como corporativos, pero que se usan con propósitos personales.

Publicado por

Juan Andrés Guzmán

Periodista de la Universidad Andrés Bello. Magíster en Investigación de Políticas Públicas en la Universidad de Bristol. Ha trabajado en los diarios La Nación y La Tercera, y en las revistas Apsi, Siete+7 y Paula. Dirigió The Clinic. Es coautor de los libros La extraña muerte de un soldado en tiempos de paz, La guerra y la paz ciudadana, Los secretos del Imperio de Karadima y La gran estafa: cómo opera el lucro en la educación superior. Entre 2003-2015 ha sido finalista del Premio de Excelencia Periodística de la Universidad Alberto Hurtado y obtuvo el galardón máximo en 2010 y en 2012 (como coautor).

24 comentarios en «Chile, 50 años de extrema desigualdad: investigación basada en datos históricos del SII»

  1. La desigualdad no es la mala, es la pobreza. A la pobreza hay que atacar. La desigualdad existirá siempre más o menos intensamente y no hay herramientas diseñadas que hayan funcionado con ella nunca.

    Contra la pobreza, en cambio, hay un enorme arsenal de políticas que si funcionan. Dejar a los ricos ser ricos y promover a los menos favorecidos.

  2. Pienso que definitivamente este escenario esta atado o amarrado. No cabe duda que la elite no cambiara su hambre y codicia por mas y mas y mas…asi ellos son educados, formados e instruidos para ello, mientras que el ganado o manada tiene su aducacion y preparacion para serlo. El tema de fondo no es la pobreza, pues por milenios nos ha acompañado, el punto es el corazon del hombre, todo nace de ahi y lo que pasa en Chile es solamente entender que la metrica es “la desigualdad” sino el agudo egoismo y la maldita codicia del poder y el dinero de todos los corazones humanos que representan este 1%. “Curiosamente” ni los representantes espirituales de este reducto social representan consistentemente la piedad o la misericordia, no señores, solo tienen disfraces de. Ademas, ni los representantes espirituales tampoco han levantado la voz por esta desigualdad cronica ni propuestas objetivas han sido planteadas, de ningun tipo. En definitiva la historia no cambia ni el hombre, nadie extirpara la pobreza del mundo ni a la oligarquia de este planeta. Pobres, ricos y las injusticias son parte de presente, pasado y futuro que el hombre no cambiara jamas. Solo se convive con ello, por eso hay vacas flacas y gordas, escases y bonanzas. Pero si de un corazon sale lo malo tambien lo bueno y Chile tiene esperanza solo en una generacion de nuevos y sanos corazones, Dios mediante.

  3. ¿datos tributarios históricos?
    ¿Y ustedes creen que los dueños de Chile tributan lo que ganan?

    ¿En serio?

  4. La desigualdad es directamente proporcional a la pobreza.
    Claramente, no se va a extinguir. Si se puede disminuir la brecha, y esto es sólo con educación. Y propender a desconcentrar, el exclusivismo de los colegios de élite, quienes son los que se alternan en el poder, de una u otra ideología. No por ser idóneos, sino por ser y creerse, los iluminados.
    La estulticia es quien gobierna el mundo globalizado. La globalización ha incrementado la desigualdad.
    La ética utilitarista, el calvinismo de A. Smith, el Marx utópico, el catolicismo conformista, son los que alimentan en diversos grados lo precedente.
    Se requiere seres humanos probos, con la frente en alto, con canas, y gran conocimiento, intelectuales que quieran mejorar las condiciones de sus semejantes, de sus hijos, de sus familiares.
    Se requiere que quienes ostentan, y dicen pertenecer a religiones, la practiquen, no que las prediquen.
    Atentamente, un servidor.

  5. El 46% de evasión del impuesto a la renta explica en parte la pobreza que menciona Guillermo. Pero no es el único factor, también lo son la mayoría de los políticos que por años han recibido grandes cantidades de dinero de las grandes empresas y hoy no sé atreven a hacer cambios importantes que puedan molestar a sus verdaderos patrones entonces terminan haciendo la vista gorda a los sueldos miserables, pensiones indignas y nulas oportunidades reales de progreso que tienen las familias pobres.

  6. El gran problema en Chile es la nula fiscalizacion, recientemente un grupo de personas realizamos una denuncia al Sii, por la devolucion de boletas de honorarios de ciertos profesionales, (contadores, contratistas, etc.), un ejemplo, algunos contadores les pagan sus servicios alrededor de $30.000 mensual, deberian declarar el 10%, osea $3.000, pero declaran $30.000, rebajando la carga tributaria de sus clientes y obteniendo en Abril dicha devolucion ($30.000), asi lo hacen con sus demas clientes, lo que llegan a obtener por 25 clientes mas de $9.000.000 en abril. Si hay fiscalizacion se recuperan $8.000.000. Se imaginan si se fiscalizan entre miles que hacen esta estafa en el pais.?. Se estima, segun ex-sii, si se regulara y se fiscalizara, se recuperarian mas $1.000.000.

  7. El error reiterativo y garrafal es indicar que la desigualdad es el problema y desplazar al verdadero enemigo a desarticular que es la pobreza.
    La desigualdad NO ES EL PROBLEMA, díganmelo a mi que provengo de familia clase media baja, primer profesional de mi familia y que gracias a un esfuerzo sobre normal he podido dar a mi familia un buen pasar y curiosamente no por medio de mi profesión si no al mundo de los negocios y el trabajo arduo.

    Muchas investigaciones están mal dirigidas cómo estás, creo pensar que es por ideologías más que conocimiento empírico de los investigadores.
    Ellos no conocen la pobreza, solo hablan de números y ver un pobre es aquel que con vestimenta harapienta y sudado entero trabaja y trabaja y no le rinde su sueldo.

    El pobre vive como pobre, piensa como pobre y actúa como tal.

    Para “combatir” la pobreza primero se debe cambiar la mentalidad y la forma de pensar.
    Hasta la fecha no existe ninguna institución que de ello se haga cargo. Solo nos limitamos a entregar dinero, donaciones y aportes, informes, estudios de eruditos con doctorados que con suerte han visto mediaguas en la tele.
    Chile es un país culturalmente superior al resto de los latinos, la haraganería no es un factor común en nuestro país.
    Preocupemenos de los pobres con políticas verídicas y fidedignas. Preocupemos de los niños.
    Los políticos y sus eruditos y tecnócratas solo buscan el voto y de esta manera se perpetúa la pobreza. Sus ayudas no son genuinas.
    Dejemos a los ricos tranquilos. Busquemos y copiemos en aquellos que limpiamente han obtenido sus fortunas, la manera en que lo han hecho.

    El mal actual de esta sociedad es no hacernos responsables de nuestros actos y culpar a otros de nuestros males.

    Cuando logremos vencer esa ideología, nos habremos dado cuenta que la pobreza será del pasado pero la desigualdad aún existirá, porque ella no es el problema , si no la pobreza.

  8. La oligarquía chilena ha guiado, dominado y gobernado el país, desde tiempos inmemoriales. Para ello ha tomado dominio de la política y sus políticos, sacando leyes que protejan sus intereses. Luego, han saqueado nuestros recursos naturales, posteriormente se han apropiado de cada una de las empresas del estado(aprovechando la dictadura). No conformes con eso, privatizaron el sistema de pensiones, para poder utilizar y apropiarse de nuestros fondos(los ahorros en las cuentas individuales son suyos, pero no son suyos). Privatizaron la educación, privatizaron la salud y un gran etc, etc, etc. Y todo esto nos tiene con sueldos de miseria, pensiones de miseria, una salud de miseria y sumidos aún en el subdesarrollo. La avaricia, la codicia y el egoísmo de nuestra oligarquía, no tiene límites. Lamentablemente ciudadanos, para nuestro pesar, los políticos de derecha, de centro o de izquierda, que nos gobiernan actualmente, están para proteger los intereses de la oligarquía, que son sus amos.
    Ahora, ¿como se logra revertir esto?
    Está en manos de la ciudadanía.

  9. La desigualdad se reducira al cambiar las leyes a aquellos que realizan maniobras de evasion de impuestos, colusiones y penas efectivas a los politicos que se le compruebe corrupcion. Asi tambien, cuando los trabajadores entiendan que tienen derechos y que deben unirse para obtenerlos atraves de las negociaciones colectivas.

  10. Ahora habría que cruzar estos datos, o la desigualdad con las tasas de mortalidad, morbilidad y otras para desmentir la patética frase: “de desigualdad no ha muerto nadie”.

  11. Guillermo y Daniel: el PROBLEMA SI ES LA DESIGUALDAD; Unicef (Naciones Unidas) en su documento 2012 sobre política económica y social (https://www.unicef.org/socialpolicy/files/Desigualdad_Global.pdf) señala EVIDENCIA:
    1) NO ES CIERTO QUE EL CRECIMIENTO (O ATACAR LA “POBREZA”) ES LA SOLUCION: datos sobre distribución del ingreso en China, la India y Estados Unidos, En estos tres casos, un crecimiento económico significativo y sostenido (con un crecimiento anual del PIB per cápita del 9.8, 6.0 y 3.1 %, respectivamente, entre 1990 y 2005) no ha conducido a sociedades mas equitativas, sino que
    hizo a los ricos más ricos y a los pobresmás pobres
    2)EL CRECIMIENTO SE ESTANCA EN PAISES CON ALTA DESIGUALDAD: Alesina y Rodrick (1994), Bourguignon (2004) y Birdsall (2005), entre otros, han mostrado que países en desarrollo con alta desigualdad tienden
    a crecer más lentamente, aquellos países que aumentaron sus niveles de desigualdad experimentaron un crecimiento anual de PIB per cápita más lento durante el mismo periodo de tiempo

    En ese documento (UNICEF) se detallan los efectos negativos de la DESIGUALDAD: desigualdad=salud + deteriorada), la inestabilidad politica, mayor DETERIORO GRAVE EN LA INFANCIA (Ojo lo que pasa en SENAME)…”existe una abrumadora evidencia de que aquellos situados en la parte inferior de la
    distribución del ingreso en paises DESIGUALES son los que cuentan con más probabilidades de ser excluidos de los servicios de atención sanitaria esencial, instalaciones de agua y saneamiento, educación primaria y secundaria, entre otros”….
    Favor VER LA EVIDENCIA ANTES DE OPINAR TAN IDEOLOGICAMENTE A FAVOR DE LOS AMOS

  12. La desigualdad no es un problema.
    Que prefieren:
    a) que toda la sociedad tenga 100.000 pesos y no les alcance para cubrir necesidades básicas o
    b) que los más pobres tengan $1.000.000 y tengan acceso a muchas cosas con una gran desigualdad?

    Imagino que prefieren la segunda alternativa. En ese caso su problema no es la desigualdad (que por si acaso siempre estará con cualquier sistema y es propia dado que todos tenemos distintos talentos).
    Lo que hay que mejorar es el crecimiento dado que eso hace crecer la riqueza para todos.
    Y empíricamente el mejor sistema para crecer es el de libertad economica que existe en Chile.

  13. La desigualdad impide que exista un mercado competitivo. La desigualdad desincentiva a los dueños del capital a invertir en empresas que entreguen valor a la sociedad, ya que poseen tanto poder que se les hace fácil generar beneficios para ellos mismos y por otros caminos. Se producen casos como los de colusión o de influencia política. El capital es poder, y por lo general la concentración del poder no produce cosas buenas. El beneficio de organizarse como sociedad es la pluralidad que posee y que el trabajo en conjunto suma más, sin embargo, la desigualdad genera una barrera para la mayoría de la población. La desigualdad produce que los ricos y los pobres no interactúen, dividiendo a la sociedad y cegando a cada grupo en su propia burbuja. La desigualdad genera que salgan elegidas personas como Trump. La desigualdad es causa de que grupos como ISIS puedan crecer y difundir su terrorismo. La desigualdad es uno de los problemas más graves que puede enfrentar una sociedad, es una puerta para el desastre. Yo no opino que debamos tener todos lo mismo, sin embargo, sí creo en una economía social de mercado que sea sustentable en el tiempo, donde los ganadores no se lleven todo para la casa, porque no se lo han ganado solos.

  14. Con este reportaje Ciper pierde credibilidad, donde estan las gráficas de la ONU el Gini, etc…. mal

  15. Hay que sacar a los políticos de siempre (de izquierda y derecha) del poder político que desde la colonia tienen agarrado ese poder mesiánicamente y lo heredan de generación en generación como si fuese un mueble. Sus riquezas y estatus no les otorgan ningún mérito ni derecho a manejarlo por sobre nosotros y cómo queda demostrado siempre, ellos solo lo usan para beneficio propio como casta. La forma de acabar con este arcaico e injusto manejo del poder político es dejar de votar por los de siempre y darle esos puestos a quienes sí tienen una visión de futuro que lleve a Chile al desarrollo e igualdad con la que tanto soñamos.

  16. El problema de latino américa no es la desigualdad, es la pobreza. Hay que combatir la pobreza generando mayores programas en ayuda de ellos. Para esto, hay que generar riqueza, sin riqueza nada se puede financiar. Para eso hay que dejar que los empresarios y emprendedores hagan lo que saben hacer. Mientras más producción hay, más trabajo se genera y mayores bienes por consiguiente. Dejen a los ricos tranquilos, ellos se han sacado la cresta para tener lo que tienen y en buena hora, porque son los que hacer crecer la economía de un país. Hay que dejar atrás el asistencialismo que les gusta tanto a estos socialistas mediocres, y demos paso a un buen sistema liberal que permita retomar el crecimiento económico. Todos saben que la izquiera (socialistas) sólo han generado pobreza y hambre, gobiernos totalitaristas ya no necesitamos. En latino américa y gran parte de Europa los “beneficios sociales” tienen totalmente endeudadas a la naciones, esto ya no para más… y mientras sigan preocupándose de la desigualdad, tratando de “bajar de los patines” a algunos, esto irá empeorando.

  17. El problema de los socialistas en creer que tienen la facultad de disponer del fruto del trabajo ajeno. Los socialistas no entienden de economia, por eso creen que la riqueza es una torta dada, que cae del cielo, y que por tanto, debe ser repartida en partes mas o menos iguales. Les falta teorica economia, son flojitos en esa materia.

  18. En mi humilde opinión y sin el afán de ofender las opiniones aquí manifestadas, creo que chile poco a poco a crecido y ofrecido oportunidades para la población en general y lo digo desde mi experiencia personal. Tengo 49 años y cuando niño tuve que vivir la pobreza , pero esa pobreza donde no había casi nada al alcance , donde habia que comprar la mitad de una margarina en un almacén, 1/4 de aceite en una bolsa plástica , donde no se podia comprar una caja de te ,si no que solo bolsas sueltas y que comer jamón acaramelado al desayuno era un lujo de ricos . Donde los campamentos callampa proliferaban en el sector poniente de la capital , osea donde ibas a cada una de esas comunas , Maipu , Cerrillos , Cerro Navia , Pudahuel , etc , etc , no faltaba la o las poblaciones callampa ( no lo digo de forma peyorativa , sino que se les llamaba así por que de la noche a la mañana aparecía una en cualquier parte ) Mis hermanos y yo , amigos, familiares vivimos personalmente esa pobreza y no digo con tono de queja , pero muchos de esos familiares , amigos y sobre todos mis hermanos y quien habla , ya no estamos viviendo esa pobreza , no es que seamos ricos , pero nuestra realidad personal de hoy es muy distinta a esa realidad personal de aquel entonces , unos estamos un poco mejor que otros pero ninguno esta peor que antes. Por suerte mis hijas y los hijos de ellos y de cualquier otro no lo están viviendo . Sin duda que hay mucha, pero mucha gente de escasos recursos , gente trabajadora que se saca la cresta trabajando día a día para vivir lo mejor posible . Pero hoy día en este Chile actual, hasta hasta el mas pobre tiene acceso a muchas cosas que el pobre de aquel entonces . Ademas por si no sabían en los años cincuenta y también en años sesenta los mas pobres que generalmente eran familias numerosas, el niño que iba al colegio en la jornada de mañana tenia que llegar pronto para entregarle sus zapatos al que iba de jornada de tarde. Osea una par de zapatos de colegio para dos. Es cierto y no les a discutir que hoy en Chile hay personas muy ricas y que incluso están ranqueados en la revista Forbes como los 100 o mas o menos mas millonarios del Mundo, y que hay personas y familias que luchan harto con sueldos bajos para llegar a fin de mes. Pero a esas familias luchadoras, gente con ganas de crecer y emprender no les vamos ayudar en nada a largo plazo haciendo la división de los recursos , al contrario. Tenemos que ayudarlas a facilitarles la herramientas , los medios y factores para que ellos aporten lo suyo para que sigan luchando y aportando al crecimiento, no es fácil , obvio que no lo es . Pero sera mucho mas difícil si remamos en distintas direcciones y lo digo por experiencia propia , tengo mi emprendimiento y e tenido altos y bajos. Aquí es importante el ahorro del que tiene mas , la participación del banco, del interés, de la pyme mas productiva y competitiva , del rico , del consumidor, de la educación financiera, de la multiplicación y no de la división, para que los mas pobres de hoy mejoren aun mas su calidad de vida en el futuro. Un saludo para todos en estos tiempos difíciles y gracias .

  19. ¿Cuál es el problema? Mientras la pobreza sea menos cada vez, la desigualdad me da igual. Seguir envenenando a la opinión pública y al mismo tiempo desmerecer los logros de Chile lo único que va a lograr es un segundo o tercer estallido social, que va a dejar a cientos sin trabajo de nuevo.

  20. Tengo la edad suficiente para decirles lo siguiente :
    Hace 50 años, mientras toda América crecía Chile tenía una tasa de natalidad bajísima (de hecho es por eso que chile aun reciente su baja población).
    LA tasa de alfabetización estaba muy por debajo de la media, solo comparable con Bolivia y Haití, los bienes de un hogar no consideraban lavadora, refrigerador, Cálifont, por mencionar algunos, la desnutrición también tenía índices altos, y si bien se habla de educación gratuita, esta no era para todos, de hecho de mis 32 compañeros de básica, solo 5 lograron estudios superiores estatales, dado que no existían las universidades privadas, mi barrio era edificios de 5 pisos, 2 piezas cocina/comedor baño y éramos la clase media de la época, porque teníamos una Chevrolet 58 y una bicicleta Caloi un televisor motorola b/n, yo sé lo que es que te digan que un compañero murió por desnutrición o que hayan sido paridos en su propia casa por no existir atención medica, venia en forma muy normal como verano a verano llegaban los Argentinos en Campers gigantescos a pasear a Chile y yo solo podía imaginar como seria Buenos Aires.
    Todos los estudios, son solo eso…, estudios, las cosas hay que vivirlas verlas y sentirlas, hoy la misma gente que reclama por su dinero en las AFP (situación que antes seria impensada) viaja en un metro increíble, tienen derecho a educación (la gran mayoría) se ha duchado con agua caliente, sabe lo que es tomar una cerveza Fría, muchos han viajado, o tiene mínimo un TV color en casa y celulares increíbles para estar comunicados, yo recorría 3 1/2 cuadras para hablar en el único teléfono del barrio, entonces …..
    QUE TE LLEVA HA PENSAR QUE ME INTERESA QUE EL MAS RICO TENGA MAS QUE YO, SI ANTIGUAMENTE YO NO TENIA NADA.
    PORQUE SESGAR UN ESTUDIO DECLARANDO SITUACIONES QUE SOLO LAS PUEDES CORROBORAR VIVIENDOLAS.
    SEÑORES CHILE HOY NO ES NI LA SOMBRA DEL CHILE POBRE QUE YO VIVI… DEBEMOS DARNOS CUENTA, ANTES QUE VOLVAMOS A CAER Y SER NUEVAMENTE UN NACION DE NECESIDADES Y MISERIA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *